...

Logística sostenible

Impulsa la eficiencia y
protección del medio ambiente.

La logística sostenible es una estrategia empresarial que busca reducir el impacto ambiental de las operaciones logísticas que se llevan a cabo dentro de una empresa, al mismo tiempo que se optimiza la eficiencia y la rentabilidad. Este modo de trabajo ha adquirido una gran importancia en los últimos años debido al creciente interés por la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa. Esta metodología se basa en estrategias que buscan minimizar el impacto ambiental de diversas actividades dentro de una empresa, como lo son el transporte, almacenamiento y distribución de bienes y servicios. Este tipo de prácticas involucra a todos los actores de la cadena de suministro, desde los proveedores hasta los clientes finales, para que el proceso sea completo.

El objetivo de la logística sostenible es maximizar la eficiencia de la cadena de suministro, al mismo tiempo que se minimiza el consumo de recursos naturales, se reduce la emisión de gases y se promueve la protección del medio ambiente y la biodiversidad, generando impactos menos nocivos para estos.

La logística sostenible es importante por varias razones, algunas de estas son:

RESPONSABILIDAD
SOCIAL EMPRESARIAL

Impacto ambiental:

La logística es responsable de una gran parte de las emisiones de gases, al reducir el impacto ambiental de las operaciones logísticas, se contribuye a la lucha contra el cambio climático y la protección del medio ambiente.

Ahorro de costos:

La implementación de prácticas de logística sostenible puede generar importantes ahorros de costos a largo plazo. La reducción del consumo de energía y la optimización de las rutas de transporte, por ejemplo, pueden contribuir significativamente a los costos operativos.

Responsabilidad social corporativa:

La logística sostenible es una forma de demostrar el compromiso de la empresa con la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa. Esto puede mejorar la imagen de la empresa y aumentar la lealtad de los clientes.

La implementación de la logística sostenible en una empresa requiere un enfoque integral y colaborativo para que la integración de esta sea efectiva. Algunas de las prácticas y estrategias que se pueden implementar son:

Reducción de emisiones: se pueden reducir las emisiones de gases de efecto invernadero mediante la optimización de las rutas de transporte, el uso de vehículos más eficientes y la promoción del transporte público y la bicicleta.

Gestión de residuos: la gestión adecuada de los residuos es esencial para la logística sostenible. Se pueden implementar medidas como el reciclaje, la reutilización y la reducción de residuos.

Uso de energías renovables: el uso de energías renovables como la solar o la eólica puede reducir significativamente la huella de carbono de las operaciones logísticas.

Optimización de la cadena de suministro: la optimización de la cadena de suministro puede reducir los tiempos de espera, mejorar la eficiencia y reducir los costos operativos.

Un ejemplo de las empresas que le apuntan a ser logísticamente sostenibles es Bimbo, la cual apunta a la utilización de energías renovables, siendo así una empresa responsable con el medio ambiente, pero esto no es todo su mayo éxito en ser una empresa sustentable es que integran la distribución de sus productos con la sustentabilidad, diseñando vehículos eléctricos para su logística.

Es así como hoy en día la preocupación por los temas relacionados con el medio ambiente han llevado a realizar cambios significativos y es por esto que las empresas están tomando cartas sobre estos asuntos, porque han descubierto que dando solución a temas medioambientales que son de preocupación de todos, dan soluciones a sus temas económicos también, pudiendo así ahorrar y aumentar la efectividad en sus procesos, convirtiendo así las empresas en empresas responsables con el medio ambiente y sostenible en sus procesos logísticos.